Cobayas humanos

mascotagener08Este martes pasado se estrenó en Moscú un experimento de lo más extravagante: Marte 500.

El “juego”, al estilo Gran Hermano, consiste en estar encerrado durante tres meses en unos cilindros metálicos interconectados de unos 15 metros de largo, tener cables conectados a cada parte de tu cuerpo las 24 horas del día, comida para bebés congelada y barritas de cereales para desayunar, comer y cenar. Además, dispondrás de cinco compañeros que harán todo lo posible para que no escapes antes de los tres meses. Un equipo científico altamente equipado estará controlando cada movimiento que hagas para atisbar los primeros indicios de locura o cualquier comportamiento extraño. Y todo esto por 6.500$US al mes. ¿Apetitoso?

_45612922_mars

Esta novedad atrajo a 6.000 candidatos de 40 países distintos, de los cuales 6 han sido escogidos. El fundamento de tal experimento se basa en comprobar la capacidad humana para soportar largos periodos de incomunicación y aislamiento. ¿Y esto por qué? Por la sencilla razón de que un viaje espacial ida y vuelta a la luna dura dos semanas, y uno al Planeta Rojo, dos años. Así que las agencias espaciales de todo el mundo que quieran ganar la carrera a Marte tienen que asegurarse de que la próxima generación de astronautas podrá soportar el trauma psicológico y físico que implican los extremadamente largos viajes por el espacio.

_45612925_mars3 _45612924_mars21

“Cada sujeto de prueba (voluntario) tiene el derecho de irse en cualquier momento, pero obviamente esto afectará todo el experimento, así que le apoyaremos y haremos lo posible para que se sienta mejor. Si los seis voluntarios que participan en el actual experimento van a terminar matándose a puños es discutible, pero definitivamente no será divertido”, sentencia Sergei Ryazansky, el comandante de la nave espacial simulada.

Uno de los poquísimos lujos de que disponen es una televisión de plasma grande, tetera y nevera. Pueden llevarse con ellos juegos como el ajedrez, CDs o DVDs. Las camas son estrechas y no están aisladas del ruido. No hay ventanas y la sensación de claustrofobia podrá aparecer en cualquier momento. Y además tienen que trabajar por turnos de hasta 10 horas, realizando experimentos científicos y revisando los sistemas de abordo para que todo funcione bien.

Todo un reto

3 comentarios en “Cobayas humanos

¡Comparte tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s