Especial Post #100!! MIS RENOS!

En mi entrada número 100 voy a hablar un poco de los renos. Como muchos de mis amigos ya sabrán, estuve en Laponia (Finlandia) en el verano de 2012 haciendo un estudio sobre el comportamiento agonístico de las hembras de reno.

Finca Kutujaryu, Criadero de renos, Laponia, Finlandia

Allá que me fui, con el frío polar de la “primavera” del Norte. En la finca criaban renos para su estudio y consumo, porque os habréis imaginado que por allí el reno se come y está considerado un manjar. Además se aprovecha todo del reno, desde la piel hasta la cornamenta, pezuñas, huesos y carne. No voy a contar aquí todo mi viaje, por razones obvias de tiempo y espacio, pero sí puedo dar unos cuantos datos curiosos de los renos.

Para empezar, el reno (Rangifer tarandus) pertenece a la familia de los cérvidos, y es el único de esta familia en que ambos sexos mantienen la cornamenta. Cornamenta, por cierto, muy grande y pesada en los machos, alrededor de 7 – 8 Kg cada una. ¡Imaginaos llevar 15 Kg de hueso en la cabeza! Aquí tenéis una foto que hice de una cornamenta de un macho doméstico y uno salvaje.

IMG_4482 copy
Reno salvaje (arriba), reno doméstico (abajo). La revista está de referencia. Se puede apreciar también que la cornamenta del salvaje es mucho más oscura.
IMGP1365 copy
Perfil de la cornamenta del reno salvaje.

Respecto a la cornamenta, también os puedo contar que ambos sexos la pierden al comienzo de la primavera, e inmediatamente les empieza a crecer la nueva, para estar listos para la época de celo en octubre. Tuve la oportunidad de presenciar en varias ocasiones como se les caía, ya fuera por un cabezazo con otro reno, un golpe, o simplemente por la gravedad. Sangraban por el agujero que quedaba, ¡así que supongo que les debía de doler!

IMGP1384 copy
Hembras de reno. Todavía conservan la cornamenta y veis que es bastante más pequeña y ligera que la de los machos.
IMGP1631 copy
Hembra con una cornamenta.
IMGP1619 copy
Hembra sin cornamenta

He comentado arriba que estuve estudiando el comportamiento agonístico en hembras. Esto significa el comportamiento de lucha (agresivo – defensivo). Pues bien, las hembras también pelean como los machos, y suele ser debido al mejor sitio para comer, en defensa de las crías, o para marcar la jerarquía social. Las disputas no suelen durar mucho, pero las más chulas era cuando se ponían a boxear.

SONY DSC
Comienzo de un “boxeo” entre hembras.

En otra entrada anterior hace ya un tiempo, estuve hablando sobre los renos y los ciervos y explicaba algunas diferencias. Las pezuñas de los renos son muy curiosas y tienen una forma tal, que les permite caminar por la nieve y hielo sin problema. Son aplanadas y afiladas en los laterales. Además, también tienen cierta capacidad prensil para agarrarse suelo. Aquí tenéis una foto de los piececillos de una hembra de reno.

SONY DSC
Pezuñas de un reno, adaptadas para caminar por la nieve y el hielo.

Por último, y para no hacer esta entrada eterna, os cuento algo sobre las crías de los renos. La verdad, y no es porque lo diga yo, es que son adorables. Cuando nacen pesan alrededor de 5 o 6 Kg. Tienen el morro blanco y los ojos muy grandes, el manto de pelo y están preparadas para salir corriendo. Aunque en realidad, la mayoría de las veces la madre se iba a comer y la cría se quedaba agazapada entre la hierba. La madre sabía perfectamente dónde había dejado a su bebé y volvía luego para amamantarlo.

IMGP1440 copy
Madre y cría de reno. 30 minutos de vida.
IMGP1411 copy
Cría de reno, menos de 24 horas de vida.

Me pasaron cosas curiosas, como que una de las crías, la nº 5, se encariñaba conmigo de vez en cuando…

IMG_1280 2 copyHasta conseguir tirarme al suelo…

IMG_1281 copy

O como cuando al pequeño número 65  le entró una obsesión con mi mochila y allá donde yo la dejara, se apoderaba de ella.

IMG_2162 copy

Y esta soy yo pasándomelo genial

SONY DSC

Ay…. ¡la dura vida del reno…!

SONY DSC
Cría de reno haciendo la fotosíntesis.

¡No olvides suscribirte a BioStreet!

2 comentarios en “Especial Post #100!! MIS RENOS!

  1. Hola Sara,

    ¡¡Muchas gracias por tu comentario!! Da mucho ánimo 😉 Ya sabes esto de la vida del biólogo… de aquí para allá. Por eso ha estado el blog abandonado. Pero he vuelto a la carga. ¡No se te olvide suscribirte! Muchos saludos y lo que quieras, aquí estamos.

    Me gusta

  2. Creo que nunca llegué a comentar tu blog, probablemente porque cuando lo encontré ya hacía mucho que no actualizabas y no sabía si volverías. Hoy me acordé de nuevo de que existía y me he llevado una bonita sorpresa al ver que había nuevas actualizaciones. Simplemente decirte que me encanta y que ojalá sigas haciéndolo porque es muy interesante! Un saludo y mucha suerte!!
    Fdo: Otra estudiante de biología =)

    Me gusta

¡Comparte tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s