Cómo plantar un aguacate

Puede que esta no sea una entrada muy original y moderna, pero he estado leyendo cosas en la Web sobre crecer aguacates, y algunas son correctas y otras no. Así que, aprovechando que yo también tengo mi hueso de aguacate en agua desde hace unas semanas, voy a explicar aquí los pasos sencillos y acertados para ver crecer un árbol auténtico en casa (práctica especialmente aconsejable para niños y gente de ciudad con déficit de visitas al campo).

Para ver crecer tu árbol necesitarás:

  1. 1 aguacate maduro (que esté blandito y de color verde oscuro/marrón).
  2. 3 ó 4 palillos de dientes.
  3. 1 tarro de cristal como los de mermelada, bien lavado y limpio.
  4. Agua del grifo.

Los pasos que hay que seguir son:

    1. Abre el aguacate por la mitad, intentando no dañar el hueso. Lava bien el hueso con agua para que no queden restos de aguacate.
    2. El hueso tiene dos polos: uno plano y otro curvo. Por el polo curvo crece el tallo. El plano tiene una mancha oscura y por ahí se desarrollan las raíces.
    3. Con el polo plano hacia abajo, clava los tres palillos un poco más arriba de la mitad del hueso, en un ángulo de 45º hacia arriba. Los palillos tienen que estar más o menos a la misma distancia para que el hueso esté estable. Si te es más sencillo, puedes usar cuatro palillos, y los clavas en cruz. Asegúrate de que los palillos están bien clavados (0.5 cm aprox.), pero tampoco te pases porque dañarías el embrión.
    4. Pon el hueso dentro del tarro. Los palillos descansan en el borde y el hueso debe quedar suspendido.
    5. Llena el tarro de agua hasta la mitad del hueso. El agua no debe llegar a los palillos (por eso los has colocado un poco más arriba de la mitad). Por experiencia, en contacto con el agua, se acaban pudriendo y se deshacen.
    6. Coloca el tarro cerca de una ventana iluminada y ¡prepárate para ver cambios en pocos días!

Proceso normal de crecimiento de la plantita de aguacate:

    1. El hueso se empieza a abrir por la parte de abajo (polo plano), para acabar dividido verticalmente en dos mitades.
    2. La raíz será lo primero que veas y crecerá por el polo plano. La es raíz gruesa y blanquecina, y se dividirá más adelante en otras más finas.
    3. El tallo tarda más en salir y lo hará por la abertura vertical, hacia arriba.
    4. El momento adecuado para trasplantar la plantita es cuando las raíces están bien desarrolladas (que haya una buena maraña en el tarro) y el tallo tenga por lo menos un par de hojas desarrolladas. Si vas a colocar la planta en el exterior, asegúrate de que haga buen tiempo (primavera) para que agarre bien y no se muera por frío o calor excesivos.

Algunas aclaraciones importantes:

  • Hueso con el polo plano hacia arriba: ¡error! Con eso solo se retrasa el proceso pues el embrión tiene que desviar la raíz hacia abajo y el tallo hacia arriba para poder crecer (yo lo he visto).
  • Clavar los palillos hacia abajo: para colocar el hueso dentro de un vaso o cuenco, sumergiéndolos en el agua hasta la mitad del hueso. Por experiencia y como he comentado antes, los palillos se acaban pudriendo en el agua y se rompen (además se quedan los trozos de madera dentro del hueso).
  • No hay que abrir el hueso para “ayudar” a salir al embrión; el hueso se abre y se rompe por sí solo cuando la plantita está lista. Si lo haces, probablemente romperás alguna parte del embrión que sigue unida al hueso y adiós al experimento.
  • Si comienzas la práctica en febrero/marzo, la plantita tardará menos en salir y crecer porque se acerca la primavera. Aún así, cada planta crece y se desarrolla de manera diferente.
  • Cuando la raíz empiece a salir, no sigas llenando el tarro de agua hasta la mitad del hueso pues ahogarías el embrión. Por la raíz es por donde absorbe el agua así que únicamente necesita agua por esa zona.
  • Cuando rellenes el agua, intenta hacerlo por los laterals y no bañes también el hueso. Lo mismo de antes: no conviene mojar el embrión.
  • Como casi todo en la vida, esto funciona por probabilidades. Si pones dos o tres huesos en agua ¡seguro que al menos uno sale bien!

Aquí os dejo un par de fotos de cómo va mi aguacate. Lo puse en agua a finales de enero.

Además, he hecho una ilustración de los pasos a seguir, que se encuentra en el apartado de “Mis dibujos”. https://biostreet.files.wordpress.com/2011/12/img_7463.jpg

¡Os animo a que lo intentéis también!

IMG_7464
Hueso de aguacate en agua (5 semanas)
IMG_7465
Hueso de aguacate en agua. Detalle del nuevo tallo y hueso partido por la mitad.

2 comentarios en “Cómo plantar un aguacate

  1. Se puede realizar el experimento en un recipiente de plástico, como por ejemplo una botella de 1’5 o de 5 l de agua. Viendo las fotos, y aunque resulte algo evidente, entiendo que el recipiente transparente no es un inconveniente para que crezca la planta.
    A la hora de trasplantar, se debe hacer de alguna manera concreta, se cubre de tierra la raíz y el hueso, o sólo la raíz.
    ¿Cada cuanto se debe regar la planta una vez se realice el trasplante?

    Un saludo

    Me gusta

¡Comparte tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s